22.6.07

Dime qué blog lees...

Sin ánimo de incomodar y mucho menos de juzgar al prójimo, es posible hacer un relevamiento de los blogs que usualmente leen otros bloggers y, luego de ello, realizar una inferencia de las características de personalidad de los lectores y su correspondiente categorización.
He aquí una lista provisoria de lectores de blogs:

  • Blogger en estado puro: empezó blogger y, por principios inamovibles, así morirá. Sus lecturas pasan siempre por la pantalla. Es incapaz de saltar al papel, por lo tanto cualquier referencia, invitación o vínculo que lo remita a ese otro formato será invariablemente ignorado.
  • Blogger profesional: si es escritor, lee y cita blogs de escritores; si es periodista, lee y cita blogs de periodistas. Su lista de vínculos relacionados sigue también esta línea y, en los casos más extremos, dedica su tiempo de lectura únicamente a poetas o narradores o periodistas políticos o periodistas especializados en nuevas tecnologías (disyunción exclusiva).
  • New blogger: así como en el mundo real hay un new rich, el mundo virtual ha hecho espacio para un new blogger. Convencido de que todo lo que pasa, pasa por el mundo blog, ha descartado cualquier otra forma de lectura. Sus conversaciones siempre tienen que ver con lo que sucede en la blogósfera, con el último post de algún fulano o fulana de efímera blogofama, con la ponderación estricta de la cantidad de visitantes y comentarios que tiene cada espacio visitado. Descarta sin piedad a aquellos blogs en los que detecta un descenso del "rating".
  • Blogger doméstico: lee solamente blogs familiares, llenos de fotitos y musiquitas melosas, con comentarios irrelevantes acerca de la vida cotidiana de los autores. Su lista de vínculos está plagada de apodos, sobrenombres y diminutivos. Aunque vive acá a la vuelta, adora los posts que hablan de cómo se extraña la Argentina, el mate, el asado y el fútbol dominguero, y se maravilla con hechos tan banales como que aquí sea verano cuando en la aldea ucraniana donde vive su blogoamiga Pupi está cayendo la primera nevada.
  • Blogger amiguero: lee sólo los blogs de sus amigos y su identidad peligra cuando empieza a leer los de los amigos de sus amigos, hecho que trata de evitar ignorando las listas de vínculos. Se le ensancha el corazón cuando uno de sus ciberamigos le dedica un post o le responde un comentario, cosa que siempre sucede porque esta categoría conforma una especie de socidedad secreta.
  • Blogger ventajero: lee blogs muy leídos donde deja comentarios frecuentemente y se embarca en discusiones bizantinas, deja la dirección de su blog y un "pasá por mi casa" porque así, por ahí, consigue que el blogger famoso lo sume a su lista.
  • Blogger anárquico: lee todo, sin filtro y sin medida. Rara vez comenta y, si lo hace, utiliza el anonimato como manera de preservar no sólo su identidad sino, por sobre todo, esa independencia que le permite saltar de un espacio al otro sin comprometerse con ninguno.
  • Blogger fantasma: es un lector callado que gusta de pasar siempre por los mismos espacios sin dejar rastro. Es tan metódico en su recorrida que tiene un conteo exacto de la frecuencia con la que sus elegidos postean. Sólo envía comentarios que sabe que no saldrán publicados para lo cual utiliza el mail del autor y entabla una conversación privada de la que no pretende continuidad. Es más bien fóbico, reservado y, a veces, bastante inteligente, pero detesta el exhibicionismo.
  • Blogger "cariñoso" o "cariñosa": hombre o mujer "libre" –invariablemente esto figura en su perfil– que encuentra en la blogonavegación un sustituto bastante efectivo para las salas de chat de levante, citas y encuentros. Sus comentarios, falsamente sugerentes, indican que más que ocuparse de lo que está escrito, se ha interiorizado hasta donde pudo del perfil del destinatario de sus lecturas que la abrumadora mayoría de las veces es del sexo opuesto y también "libre".
  • Blogger académico: el que lee Nación Apache y se embarca en las conspicuas discusiones y correctísimos cambios de opiniones plagados de citas ilustres que establecen los autores.
  • Blogger baboso: lee sólo unos pocos blogs en los que deja comentarios falsamente elogiosos, melosos y chupamedias. Típico alumno olfa con manzana incluida, se transforma rápidamente en un pesado a quien no se le cree ni una palabra de las que escribe.
  • Blogger chorro: el que anda por ahí tratando de rapiñar alguna idea que, con absoluta falta de vergüenza, incluye, mal copiada, en su propio espacio. Elude las listas de vínculos en su blog porque es consciente de que puede remitir a sus lectores a la fuente de la cual él se nutre.
  • Blogger figuretti: el que, después de haber hecho su recorrida de lectura, vuelca en su propio blog las citas de los blogs que visitó tratando a los desconocidos autores con impúdica familiaridad, llamándolos por sus nombres de pila o con diminutivos de sus alias y transformando su nota en un mamarracho inconsistente plagado de vínculos.

5 comentarios:

La Hormiguita Cantora dijo...

me rei mucho de la clasificacion, y al terminar c/u me iba acordando de blogueros q van cayendo como anillo al dedo a las distintas descripciones.

lo chistoso es que, por estar demasiado cerca, uno nunca sabe en q grupo cae.

saludos

Laura Berra dijo...

Mmmm, me reconozco 65% blogger anárquica, pero sabés con las sorpresas que te encontrás?.
Te felicito por tu blog, me gustó mucho lo que leí. Volveré a visitarte, pero silenciosamente, o no, nunca se sabe.
Saludos,

B&R dijo...

Esa bola de cristal que debes tener en algún cajón escondida te la compro al precio que sea

Común dijo...

Hola!!!!!!!!!

............... no vale y ahora quien me dirá en cual encaja el míoooooooooooo.

Esto esta re-bueno, es así tal cual lo describís, jijiji

Un besote y abrazo de oso meloso.

lauracambra@gmail.com dijo...

Hormiguita cantora: así, acordándome de comentarios, listas de vínculos y rarezas que suelo visitar, hice este post.
Lo divertido es que nadie es 100% alguno de los lectores que planteé. Simplemente, como en todos los aspectos de la vida, somos mezclas raras y cambiantes. Beso y gracias por tu comentario.

Laura: Tus palabras son bienvenidas, festejadas y agradecidas porque los comentarios son parte importante de un blog y siempre un mimo necesario y reconfortante. Beso.

B&R: ¡Gracias! No sé si hay bola de cristal en algún cajón; si la hay no sé si la vendo; si la vendo voy como lectora e intérprete incluida en el precio. Un abrazo.

Común!!!!!! Siempre es una alegría saber que anduviste cerca pispeando lo que escribo. No pretendo hacerte encajar en ningún modelo porque todos somos mucho de cada uno de los lectores que elegí describir, a veces más de uno que de otro, pero siempre provisoriamente. Lo importante es que te hayas divertido. Yo me divertí escribiéndo el post.
Un abrazo enorme.